• Archivo

  • Anuncios

No soy friki

Yo no quería tener en un blog.

Pensaba (probablemente con razón) que me va a quitar mucho tiempo. Sin embargo, al final me he decidido (¿por qué no?), inducido por la invitación del Presidente de AITER.

Le he llamado “Mi visión personal” porque pretende ser simplemente eso: mi visión de la realidad desde un punto de vista personal. Aquí “personal” quiere indicar que expresaré, sobre todo, puntos de vista subjetivos (opiniones, impresiones y sentimientos) todo ello con un lenguaje lo menos técnico posible. Al fin y al cabo, un blog es sobre todo algo muy personal.

Comenzaré dando mi visión personal sobre quién es y quién no es un friki de la tecnología.

Parece que hay bastante gente a la que todos los profesionales que nos dedicamos a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs), y especialmente los ingenieros de telecomunicación, le parece que somos unos frikis. Se entiende que la mayor parte de las veces el sentido del término friki es peyorativo:

Friki o friqui (del inglés freak, extraño, extravagante, estrafalario, fanático), es un término coloquial, no aceptado actualmente por la Real Academia Española que puede referirse a:

1) Un individuo que se muestra inusualmente interesado u obsesionado por un tema particular.

2) Aquellas personas específicamente interesadas (en algunos casos de manera obsesiva) hacia los temas de la llamada “cultura friki” (ciencia ficción, la fantasía, el manga, el anime, los videojuegos, los cómics y la informática, entre otros).

En algunos casos el término puede ser peyorativo.

Los términos clave son interés “inusual” y/u “obsesivo” por algo.

Efectivamente, un profesional de estas tecnologías tiene interés por ellas (¡faltaría más!), como un abogado tiene interés por las leyes o un médico por las medicinas. El problema es cuando el interés es inusual y/u obsesivo.

No dudo que habrá profesionales cuyo interés por estas tecnologías será inusual y/u obsesivo, pero yo no me incluyo entre ellos:  en mi caso no es inusual porque es mi profesión y no es obsesivo porque sólo uso la tecnología para mi trabajo y como herramienta para disfrutar con mis aficiones (música, fotografía, etc.).  Mi mente no está obsesionada con la tecnología lo cual no es incompatible con disfrutar de ella siempre que puedo. Tengo la suerte de comprender estas tecnologías de tal manera que puedo aprovecharme de ellas lo máximo posible… como un médico o un abogado tiene, respectivamente, la suerte de comprender las leyes o las medicinas e igualmente aprovecharse lo máximo de ellas.

Me inclino a pensar que en realidad la mayoría de los profesionales de estas tecnologías no son frikis sino que además ocurre justo lo contrario:  cuando alguien que no es profesional de estas tecnologías tiene interés por ellas, diríamos precisamente que ese interés es inusual. Por otro lado,  la obsesión por estas tecnologías se da con frecuencia entre quiénes no las comprenden (o las temen), y curiosamente terminan hablando de sus dudas o problemas cuando se encuentran con un ingeniero o informático, el cual tiene que verse forzado a hablar de ello en situaciones donde lo usual sería hablar de otros temas. Para un observador, que llega tarde a la conversación, la sensación es que ese profesional siempre habla de tecnología. Confieso que yo hago lo mismo cuando me encuentro con un médico o abogado, por ejemplo.

Lo cierto es que al final, estas tecnologías (me niego a llamarlas “Nuevas” pues ya tienen unos añitos), y especialmente Internet, atraen (y obsesionan) a todo tipo de personas de cualquier edad, nacionalidad o profesión. Si alguien no se lo cree, pues que mire este video 🙂

Que las tecnologías de la información y las comunicaciones son unas herramientas de nuestro tiempo que nos han hecho la vida más fácil, ya casi nadie lo duda. Sobre todo los niños y adolescentes que no pueden imaginar un mundo sin móviles, televisión o Internet. Usar la tecnología, ya no es de frikis. Mira lo que hubiera sido la navidad de haber ocurrido en nuestra época 🙂

NOTA: el video está en inglés pero se entiende muy bien lo que está ocurriendo.

Una segunda afirmación que se oye por ahí, relacionada con la de ser frikis, es que los profesionales de las tecnologías de la información y las comunicaciones “estamos alejados de la realidad”.

Me cuesta trabajo entender el razonamiento de quien afirma eso. En primer lugar habrá que aclarar qué es la  “realidad”. Según la Real Academia de la Lengua:

realidad.

1. f. Existencia real y efectiva de algo.

2. f. Verdad, lo que ocurre verdaderamente.

3. f. Lo que es efectivo o tiene valor práctico, en contraposición con lo fantástico e ilusorio.

A la vista de esta definición, entiendo que la afirmación indica que los ingenieros estamos tan cerca de la tecnología que ésta nos aleja de lo que ocurre realmente en el mundo. Entonces, me pregunto: ¿acaso no está ocurriendo realmente que la gente se comunica, se relaciona y coopera a través de teléfonos móviles e Internet?. ¿Acaso no está ocurriendo realmente que existe una crisis profunda que también afecta a muchos profesionales, incluidos los ingenieros de telecomunicación?.

Cuando configuro el calendario de Google para que me avise de los cumpleaños o subo las fotos que hago a Flickr ¿estoy alejándome de la realidad?. ¿Acaso quienes afirman eso pretenden que me apunte los cumpleaños a boli en la muñeca o que siga llevando las fotos a revelar a la tienda de la esquina?.  Eso sí que sería inusual y fuera de la realidad.

La clave para entender esta confusión está en la diferencia entre el “qué”, el “cómo” y el “por qué”. La cuestión no es que estoy configurando un calendario en Google, ni cómo lo estoy haciendo sino por qué lo hago. Y la respuesta es muy simple: para no olvidarme. Si lo hiciera simplemente porque lo leí en alguna revista especializada, sin necesitarlo, entonces sí que estaría alejado de la realidad y además me comportaría como un friki.

En esta magistral charla, (comentada también en el blog Ignitosis) a propósito del éxito de algunas empresas y líderes, se explica muy bien que para llegar a la gente y no estar alejado de la realidad hay que empezar por el por qué para llegar al cómo y al qué y no al revés:

NOTA: el video está en inglés pero pueden activarse los subtítulos en español pulsando en “view subtitles” en la parte inferior y seleccionando spanish.  Aunque el video dura 18 minutos vale la pena buscar un hueco para verlo en su totalidad.

Anuncios

3 comentarios

  1. Se puede decir más alto pero no más claro

  2. Enhorabuena por este primer comienzo.

    Me ha sorprendido que en la definición de wikipedia de Friki se aluda como tema de la “cultura friki” a la informática. No soy ni informática ni ingeniera ni nada similar y lo que puedo decir es que estoy de acuerdo contigo y tener conocimientos de informática en lo básico es algo que estudian los niños en los colegios, yo creo que es como saber leer o escribir, hoy en día es elemental para trabajar, relacionarse y no perderse todas las utilidades que las tecnologías nos ofrecen. Saber usar un teclado, un procesador de textos, conectar una impresora, conectarse a internet, usar las herramientas de las redes sociales es tan básico como tener el carné de conducir. 🙂 Pero ¿Esto es informática? ¿Esto es solo cosa de los informáticos y los telecos? Para mi no, esto son utilidades de la vida cotidiana que nos ha dado la informática y que todos, sin importar la edad, deberíamos tener la oportunidad de conocer y manejar con total soltura, nuestros hijos sí lo harán.

  3. Ese Emilio bueno. Habrá que seguirte atentamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: